Interés GeneralNoticias

Cáncer de próstata: temor, miedo, angustia y frustración.

Noviembre, pasa a llamarse “Movember”, (contracción en inglés de Moustache –bigote – y November – Noviembre), como parte de un evento anual en el que los hombres dejan crecer su bigote durante el mes de noviembre y se organizan encuentros con la intención de concientizar sobre temas de salud del hombre, tales como cáncer de próstata, testículo, entre otras.

Recibir el diagnóstico de cualquier enfermedad es de por si un acontecimiento estresante en la vida de todo ser humano y lo es mucho más, cuando este diagnóstico viene acompañado de la palabra cáncer. Cáncer de mama, de garganta, de pulmón, de hígado, de páncreas, colorectal, de sangre, de piel, o cáncer óseo, representa para el paciente una sentencia de muerte y todo esto sumado a la problemática que representa los efectos secundarios producidos por el tratamiento.

Hemos escuchado de muchas personas que han logrado ganarle la batalla al cáncer y esto es gracias a la detección temprana de la enfermedad.

Informes suministrados por la Asociacion americana del cáncer (American Cáncer Society ACS por sus siglas en Ingles), en sus boletines ofrece una guía completa sobre prevención y cuidados, ofrece además información para diferenciar los tipos de cáncer y su propagación a otros órganos o metástasis.

A nivel general, existe confusión sobre el cáncer y el detonante final que ocasiono la muerte. ACS American Cáncer Society, ofrece esta información para aclarar este punto: «El cáncer siempre lleva el nombre del lugar donde se originó. Por lo tanto, si el cáncer de próstata se propaga a los huesos (o a cualquier otro lugar), se sigue llamando cáncer de próstata. Solamente se le puede llamar cáncer de hueso al cáncer que se haya originado de las células de los huesos».

El impacto físico y emocional

Todos los tratamientos del cáncer de próstata pueden tener efectos secundarios. En este caso, los efectos más frecuentes son: problemas psicológicos, problemas de las vías urinarias, del intestino y problemas a nivel de la sexualidad. Algunos de estos problemas se presentan poco después del tratamiento y otros con el transcurso del tiempo.

Antes de obtener mi licencia como asistente de enfermería, siempre me preguntaba como podría ayudar con el apoyo a los pacientes de cáncer de próstata, como apoyarlos y como ayudarlos a sobre llevar su situación. Una vez lograda mi certificación en tanatología, vencí este temor. Cada experiencia y cada caso van brindando seguridad y capacidad cada día.

Impacto psicológico y en la sexualidad

Durante las pruebas de diagnóstico y de seguimiento, como en cualquier tipo de enfermedad, puede predominar el miedo y la incertidumbre. Se aconseja ir acompañado por un familiar o amigo que estará atento y tomará notas de la información que da el médico.

Para el sexo masculino es mucho más difícil recibir un diagnostico en el que se le pronostica sobre su cambio en la función urinaria, problema intestinal o tratamiento hormonal con efectos secundarios y lo peor para ellos, la disfunción eréctil que puede suceder con cualquier tipo de tratamiento. Si el diagnóstico, efectivamente, es de cáncer pueden pasar unos momentos en que deje de prestar atención a lo que le dicen, o puede olvidar detalles importantes.

Impacto negativo emocional.

Afrontar el cáncer y lidiar con el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para nuevos cambios en esas vidas.

El testimonio de Carlos Ramirez, amigo, quien aún continúa trabajando para el hospital el Buen Samaritano, deja ver el impacto negativo que sufrió al enfrentar un cáncer de próstata en etapa.

» El Solo hecho de escuchar al médico pronunciar la palabra cáncer de próstata, una luz intermitente en mi cerebro envió la señal de alerta a mi corazón, que casi se detiene antes de tiempo»- fue así como yo me sentí. » me invadió un sentimiento de soledad, miedo, angustia, frustración y ansiedad tanto que di por terminada mi relación de noviazgo que apenas comenzaba. No volví a frecuentar a mi amiga… Entre en una etapa de soledad en la que aún vivo; a pesar que el cáncer esta «callado». – Vivo con el temor de que vuelva a aparecer.

Muchos no logran reponerse, – yo, por ejemplo, me quede como frizado en el tiempo, – sé que de aquí en adelante solo estoy: «solo con mi soledad».

Está es una situación similar por la que pueden estar pasando muchos hombres que en este momento están recibiendo un diagnóstico de cáncer de próstata.

Efectos psicológicos que, sumado a los físicos, dejan secuelas con consecuencias traumáticas y que llenan de temor, a quien ve su vida reflejada en otros con el mismo diagnóstico.

Según datos estadísticos de la Sociedad Americana del Cáncer en los Estados Unidos, el cáncer de próstata es el más común en los hombres después del cáncer de piel y se calcula que para este 2019 se diagnosticarán 174.650 casos nuevos de cáncer de próstata y serán reportados 31.620 muertes por la misma causa.

Escribir sobre el cáncer de próstata y sus secuelas, suena para mí un poco extraño, dado el hecho de que soy mujer y obviamente no sería fácil comentar, por ejemplo, sobre la disfunción eréctil, aunque si sería fácil hablar sobre el cambio en la función urinaria. Pero bueno…aquí estoy para verlo desde el punto de vista emocional. Desde el punto de vista de apoyo de un duelo, porque al perder la salud nos enfrentamos a una perdida y esa pérdida debe ser elaborada. Es precisamente aquí donde empieza su tarea el Psicólogo o el Tanatologo, sin descartar por supuesto la ayuda espiritual del clero: un pastor o un sacerdote.

Ayudas para brindar una mejor calidad de vida

El apoyo psicológico, la discreción y la disponibilidad en el acompañamiento son las tareas más importantes de este tipo de ayudas y deberán estar supervisadas por personal competente en la rama de salud.

1- Acompañarle a las visitas médicas.

2- Apoyarle en lo que decida.

3- Respetar su intimidad.

4- Normalizar sus estados de ánimo.

5- Fomentar su participación activa.

6- Preguntarle cómo le podemos ayudar.

7- Proponerle cambios en la actividad sexual.

8- Ayudarle a manejar la incontinencia urinaria.

9- Mantener la discreción.

10- Ayudarnos a nosotros mismos.

Mostrar más

Lucila Canino

EEUU. Soy tanatóloga, comunicadora social y conferencista. Con estudios en cuidados y en medicinas paliativas integrativas en el cuidado al final de la vida. Especialista en acompañamiento y cuidados a pacientes terminales y a sus familiares. Con certificado como asistente de enfermería del Departamento de Salud del estado de la Florida. Miembro de ADEC. Asociacion for Death Education and Counseling.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba