Interés General

¿Cómo los millennials podrían cambiar el sector funerario para siempre?

Puntos destacados de la historia
  • La planificación avanzada se convertirá en una prioridad
  • Habrá más énfasis en devolver
  • Los proveedores funerarios tendrán que incorporar más tecnología
  • La personalización estará muy enfocada
  • El énfasis en las opciones respetuosas con el medio ambiente seguirá aumentando

Se estima que los millennials representarán alrededor del 75% de la fuerza laboral para 2030, y muchos de estos jóvenes ya están trabajando en la industria funeraria. De hecho, esta generación experta en tecnología e hiperconectada, podría cambiar la profesión funeraria para siempre.

Los millennials tienden a pensar de manera diferente que las generaciones anteriores. Por lo general, son más flexibles y menos apegados a la tradición. Tienden a resistirse a hacer las cosas de cierta manera sólo porque esa es la forma en que siempre se ha hecho. Hay un impulso a la «positividad de la muerte», con algunos directores funerarios milenarios buscando maneras de dejar que los laicos tomen un papel más activo en los procesos que rodean la muerte.

Algunas de las ideas más recientes incluyen alentar a la gente a presenciar la cremación, dar a las personas más oportunidades de cuidar el cuerpo de un ser querido y promover opciones ecológicas.

No son sólo los que están dentro de la profesión los que tienen el potencial de cambiarlo. Los consumidores milenarios se están volviendo influyentes incluso antes de alcanzar una edad en la que ellos mismos necesitarán servicios funerarios. Por lo general, están cerca de sus padres. También son menos religiosos y tradicionales que las generaciones anteriores, pero dan una alta prioridad a la conexión y la comunidad.

Es probable que veamos muchos cambios en los próximos años, entre ellos:

  • La planificación avanzada se convertirá en una prioridad. Hay varias razones por las que la planificación previa apela a los millennials. Esta es una generación ahorrativa que toma tiempo para pensar en compras importantes y tiende a comprar alrededor de las cosas que necesitan. Están lo suficientemente bien informados como para darse cuenta de que planificar con anticipación es una inversión inteligente. También quieren hacer las cosas a su manera.
  • Habrá más énfasis en devolver. Los millennials tienden a ser benévolos, y es probable que planifiquen funerales que reflejen esa sensibilidad. Buscarán funerarias que devuelvan a la comunidad. Es más probable que elijan organizaciones benéficas para recibir donaciones en lugar de flores. También querrán opciones como paquetes de semillas ecológicos como favores funerarios y opciones de cremación que nutren un árbol o ayuden a reponer un arrecife de coral.
  • Los proveedores funerarios tendrán que incorporar más tecnología. Las redes sociales son un ejemplo obvio, pero no es el único. Los millennials quieren poder comparar en línea, lo que significa que las funerarias con sitios web ricos en contenido que incluyen opciones de precios tendrán más éxito que aquellas que están vagas o menos conectadas. El uso de tecnología como DVD conmemorativos y funerales transmitidos en vivo también son importantes.
  • La personalización estará muy enfocada. Los millennials quieren hacer las cosas a su manera, y los funerales no son diferentes. Buscan el auge de los elementos de bricolaje, desde ataúdes caseros hasta recepciones de potluck, y prepárate para que esta generación espere opciones de personalización únicas como guijas fotográficas y ataúdes personalizados.
  • El énfasis en las opciones respetuosas con el medio ambiente seguirá aumentando. La generación milenaria está interesada en opciones que las generaciones anteriores ni siquiera saben que existen. ¿Sabías que la cremación por agua es legal en 15 estados? ¿Sabías que una persona puede ser enterrada sin un ataúd en un «traje» de hongos que convierte el cuerpo en compost? Este tipo de opciones ecológicas son extremadamente atractivas para los millennials, la mayoría de los cuales se preocupan por dejar una huella más pequeña tanto en la vida como en la muerte.

Chloe Anagnos, escribió un artículo titulado: “Los millennials están matando a la industria funeraria”, en el cual comenta, que Los Millennials, al parecer, están matando a otra industria. Teniendo en cuenta que la nueva «víctima» es el mercado funerario, uno no puede evitar preguntarse si eso no es un cambio positivo. Aun así, hay mucho más en esta «muerte» acelerada de lo que se ve a simple vista, especialmente si nos fijamos en lo poderoso que ha sido el lobby funerario en el pasado.
La industria de la muerte tradicional ha visto disminuir sus ganancias en las últimas décadas. Pero la primera señal, fueron los entierros de lujo, cuando en el 2015, la cremación superó las tasas de entierro tradicionales. Luego, la cremación alcanzó la tasa del 49 por ciento en todo el país, mientras que la estimación de la tasa de entierro fue de apenas el 45 por ciento.
Tal vez sea justo culpar a los millennials de esta tendencia. Después de todo, las personas más jóvenes son menos tradicionales que sus padres, por lo que cuestionar si deben gastar tanto dinero en algo que no les brinde placer o utilidad en la vida puede estar desempeñando un papel importante en el cambio. Pero tal vez una de las principales razones por las que los funerales ya no les atraen es que tienen otros temas y áreas de interés, de los que preocuparse.
Aun así, no son sólo los jóvenes los que están cambiando dramáticamente la industria de la muerte.
Según el Washington Examiner, las personas mayores también están cambiando de opinión sobre cómo sus restos deben pasar la eternidad.
En su caso, están eligiendo opciones más asequibles precisamente porque sus ingresos se han reducido. Pero cuando se trata de millennials y miembros de la Generación X, incluso las cremaciones están sonando como opciones innecesarias.
Cómo los millennials y otras generaciones más jóvenes, están previendo realizas sus arreglos funerarios de sus padres en los próximos años y décadas, los expertos esperan ver un crecimiento en los entierros verdes. Y si las funerarias tradicionales no se adaptan, bajando sus precios y haciendo que sus servicios sean más atractivos para un número más amplio de personas, las cosas pueden parecer sombrías para la industria.

Etiquetas
Mostrar más

Lucila Canino

EEUU. Soy tanatóloga, comunicadora social y conferencista. Con estudios en cuidados y en medicinas paliativas integrativas en el cuidado al final de la vida. Especialista en acompañamiento y cuidados a pacientes terminales y a sus familiares. Con certificado como asistente de enfermería del Departamento de Salud del estado de la Florida. Miembro de ADEC. Asociacion for Death Education and Counseling.

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: