Tecnología

Funerales virtuales y el cambio de paradigmas.

Desde la llegada del covid-19 (coronavirus), perder a un ser querido está siendo mucho más duro para los familiares y amigos del fallecido, ya que tanto funerarias como tanatorios, han ido restringiendo progresivamente la asistencia de personas a las ceremonias, la distancia de seguridad entre los asistentes, los horarios de apertura, o incluso como ya ocurre en muchas localidades, cerrando temporalmente sus instalaciones.

Ante esta situación que impide despedidas familiares, los pésame o simplemente recibir el cariño de los más cercanos, muchas funerarias ya optan por tecnologías que facilitan un entorno completo a los familiares y amigos, donde pueden compartir mensajes de texto, dibujos de los más pequeños, fotografías, vídeos, escritos o enlaces, en un lugar actual, moderno, pero íntimo y que respeta la privacidad.

Estas redes sociales ya fueron incorporadas en el sector funerario en 2017, fue por empresas del corte de  Grupo ASV, Pompas Fúnebres de Badalona, Grupo Vascongada o Funcantabria entre otras empresas, y que tras esa apuesta por la innovación, más tarde sería consolidada como una de las tecnologías más avanzadas que existen para el sector, y que ahora ante la situación actual que impide la cercanía entre familiares o amigos, se ha puesto en valor, ofreciendo una de la pocas opciones que tiene quien no puede celebrar una despedida junto a los suyos.

Solo en los últimos dos años, 74.000 familias han hecho uso de esta tecnología, se han registrado 1,3 Millones de usuarios, se han publicado miles de mensajes de texto o dibujo en los muros y han participado personas de 38 países diferentes.

Frente a estos días en los que la familia no puede compartir anécdotas, recordar buenos momentos o darse un abrazo, hay suites que están disponibles en 8 idiomas desde la web o como aplicación para iOS y Android, constituyendo la mejor manera de mantener conectadas a las personas que no pueden asistir presencialmente a un funeral, pero en cambio, si desean expresarse o compartir su amor por quien ha fallecido.

Estamos viendo como el número de familias que hacen uso de estas tecnologías, se están incrementando rápidamente, ya que ahora, además de utilizarlas las personas que preferían hacerlo on line, se suman todas las que no pueden asistir al funeral, sea por restricciones en número de asistencia o por prohibiciones que lo impiden. Explica Jordi Martinez CEO en Alife.

Es evidente que el sector funerario debería optar por soluciones actuales, de calidad, preparadas para la navegación desde cualquier smartphone y cualquier resolución, donde la experiencia de usuario sea de primer nivel y donde el público pueda expresarse como lo hace en siglo XXI. 

“Hoy el covid-19 a puesto de manifiesto las carencias de muchas empresas del sector, que tras buscar durante años retener a sus clientes con creaciones tecnológicas propias, de poca calidad y sin tener ninguna experiencia en grandes desarrollos innovadores, están viviendo días difíciles, con pocas alternativas que ofrecer a las familias, mientras quienes si dieron el paso y rompieron con una mentalidad tradicional que poco aportaba, disponen de grandes ventajas en comunicación, están más preparadas para trabajar on line y tienen algo más de valor que ofrecer en estos momentos tan delicados para quien pierde a un ser querido”. Concluye Martinez.

Mostrar más

Carmen Olmeda

España. Llevo más de 20 viajando y trasladando empresas españolas con idea de proyección internacional y viceversa, en las ferias más importantes del sector funerario a nivel mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba