Interés General

Los Servicios Funerarios, los Valores y el Covid-19

Silvia Lilianna Méndez

Muchos de ustedes se sienten cansados de escuchar el término covid-19 por todos los lugares que visitan en su día a día, ya sea el mercado, el autobús, en su trabajo, pero, sobre todo, escuchamos muchísimo en los medios audiovisuales y no de una manera positiva, que es lo que sinceramente desearíamos para dejar de sentirnos horrorizados. Esto le sucede a la gran mayoría de la población mundial ya que el covid-19 sigue siendo el tema central hoy por hoy a nivel mundial.  Corremos una maratón contrarreloj y es imposible no sentir emociones y todas ellas distinta, dependiendo de lo que hayamos vivido y sufrido en este tiempo de pandemia.

 El sentir tristeza, miedo, angustia, añoranza, y muchas cosas más es normal, ya que las pérdidas humanas alrededor de todo el mundo han sido devastadoras. Todos hemos perdido un amigo, conocido, compañero de trabajo, familiar, vecino, et, etc. ¿Pero de verdad los seres humanos hemos evolucionado en esta llamada “nueva normalidad” que no terminamos de entender? Muchos de ustedes pensaran que no ha sido evolución sino imposición, no hemos tenido otra opción que acatar las normas de sanidad de la OMS (organización mundial de la salud) y como ya mencioné hace algún tiempo, todos los seres humanos cambiamos nuestras costumbres a partir del covid-19, nos recogimos poco a poco y dejamos nuestras muestras efusivas de cariño, dejamos de dar besos y abrazos a nuestros familiares más lejanos, amigos, compañeros, conocidos;  para cambiarlo todo por ese tímido choque de pies, de codos o cruzar nuestras manos en el pecho y mirarles a los ojos para demostrar cuanto nos importan y que a metro y medio de distancia les seguimos queriendo y cuidando en medio de todo esta incertidumbre y miedo. 

Y es gracias a esta incertidumbre y período de cambio quiero compartir con ustedes estas líneas, hoy quiero hablarles de valores.

  Este fin de semana pasado me certifiqué en CoachingxValores, (gracias Zinquo, Toño Galán, Patxi Giménez y Carlos Sánchez) fue una experiencia increíble y reveladora que me aportó equilibrio, aprendí a alinear mis valores y por ello la quiero compartir.  Hablemos de los valores, esa palabra que pesa tanto y que lo determina todo, me di cuenta de lo importante que son los valores en nuestro día a día, en nuestro núcleo familiar y en nuestro trabajo sobre todo el nuestro en la rama de servicios funerarios.

Simón L. Dolan es el creador del modelo triaxial de los valores (https://www.youtube.com/watch?v=RMAkzuRKFIg) y nos explica que “los valores son el ADN de las personas y su comportamiento” o sea; el comportamiento en el día a día de todos nosotros siempre dependerá del sistema de valores que cada uno posea, ya sea a nivel funcional como laboral. Esto me hizo reflexionar y me di cuenta que la gran mayoría de las personas que trabajamos en el sector funerario, compartimos el modelo triaxial cuando hablamos de valores en el entorno empresarial, o sea cuando estamos trabajando.  Estos no siempre comulgan con los valores de las empresas, con su misión y su visión, ya que muchas veces nuestras empresas nos hablan en cada reunión por altiva y por pasiva de sus valores, incluso de manera gráfica y repetitiva encontramos dichos valores en muchas de las paredes de los distintos edificios.

 No obstante, solo hablar de tener valores no es suficiente si estos no son honrados cada día por un guardián; y ustedes me preguntarán ¿Qué es un guardián de los valores y como pueden esas personas salvaguardar esos valores?  Yo les explico, los guardianes de los valores son los miembros del equipo que se identifican con ese valor personalmente, por ejemplo; el valor de la comunicación dentro de una empresa de servicio funerario es muy importante ya que puede haber cambios en horarios de las misas y cementerios según en qué época del año estemos, invierno o verano; pues ese compañero que se identifica personalmente con la comunicación será el encargado de transmitir a todos los demás integrantes del equipo y los distintos departamentos los cambios de horarios para que a la hora de concretar una misa se informe correctamente a las familias, se les comunique las horas que están disponibles y así, evitar malas experiencias que van desde tener que esperar fuera de una parroquia hasta encontrar el cementerio cerrado. De igual manera haríamos con todos los valores que restan, así todos los guardianes honrarán los valores y seguirán estando presente no solo en la pared, sino que también en el día a día y seguramente se reflejara al final de año en los objetivos de la empresa.

 Una mala organización en el servicio funerario siempre es contra producente para la prestación del servicio, porque no queremos dejar una mala experiencia emocional a nuestros clientes. Siempre tratamos de ser lo más eficaces posible y tratar de dejar huella, pero una huella positiva y esto no es fácil, sobre todo en los momentos que estamos pasando a nivel mundial ya que nuestro sector ha sido golpeado de manera drástica tanto organizacional como laboralmente.

El covid-19 nos ha impactado psicológicamente y de manera silenciosa nos ha unido mental y emocionalmente y en valores entre los que podríamos destacar: la confianza, la organización, la empatía, el respeto, la comunicación y el apoyo. Todos ellos en conjunto nos hacen volcarnos en cuerpo y alma con todas las familias que llegan como cristales rotos y pasan por nuestras manos sin entender el por qué ni el cómo de todo esto que ha sucedido, y con todo su dolor y su coctel de emociones te piden con lágrimas en los ojos que les ayudes y guíes a honrar la vida de su ser querido como lo merecen. Y tú como profesional en tu campo das el máximo de ti, con amor, con devoción, por vocación, o porque así lo sientes en ese momento, o porque, por esta maldita pandemia hace poco tu estabas al otro lado de la mesa, en su silla…

Después del fin de semana pasado, encuentro otra explicación del porqué de nuestro comportamiento dentro del sector funerario, esta tan lleno de cariño e integridad emocional y es tan rico en valores, como los que antes mencione. Recalco lo que dice Simón L Dolan: “Los valores son el ADN de las personas y éstos nos impulsan en nuestro día a día, y determinan nuestro comportamiento”, pero tengamos claro que son los valores y como les adquirimos. Según la Wikipedia: “El valor es una cualidad de un sujeto o un objeto. Los valores son agregados a las características físicas o psicológicas, tangibles del objeto; es decir, son atribuidos al objeto por un individuo o un grupo social, modificando -a partir de esa de lo cual es la atribución- su comportamiento y actitudes hacia el objeto en cuestión. El valor es una cualidad que confiere a las cosas comunes, hechos o personas una estimación, ya sea positiva o negativa”

 Resumamos y entendamos mejor como nos lo explica CoachingxValores

“Los valores son conceptos mentales relativos a cada persona que una vez llevados a la acción se hacen sólidos, y eso es lo que conforma la personalidad de cada uno.  Estos son el vínculo fundamental entre nuestras creencias y nuestro comportamiento. Si las creencias son declaraciones de como vemos el mundo, los valores son lo más importante que tenemos en la vida, lo que nos mueve, lo que nos hace dedicar nuestro tiempo, dinero, recursos y energía”  

Dicho esto, entendamos ¿por qué nos hemos unidos a nivel laboral en valores?  llevamos cerca de 8 meses viviendo lo mismo a nivel mundial en lo que al covid-19 y la muerte se refiere, algunos desafortunadamente lo han sufrido en más cantidad y otros menos, pero en sí el impacto socio-emocional es el mismo, hemos visto personas sufrir y desgarrarse por dentro, incluso algunos lo han sentido en sus propias carnes y esto nos ha llevado a ser como somos y a actuar y trabajar como lo estamos haciendo ahora mismo.

Los valores pueden cambiar dependiendo de las vivencias que tenemos y es importante encontrar el equilibrio, porque si no pueden provocar malestar tanto corporal como emocional sobre todo dentro de la empresa. Si alineamos y honramos nuestros valores fundamentales encontraremos bienestar personal, jerarquizarlos nos ayudara a tener un grado más de satisfacción. Cuando hablamos de valores fundamentales, me refiero a los personales, los de cada uno. Es muy fácil alinearlos (si estáis interesados os invito a contactarme por email, podríamos hacer un taller online). Lo mismo sucede a nivel laboral y de empresas. 

Como explique anteriormente, las empresas deberían tener un guardián para cada valor, y tal como explique en el caso de la comunicación, haríamos con todos y cada uno de los valores de la empresa de manera tal que no solo estén en la pared de la cafetería, sino que estén presentes en todos y cada uno de los trabajadores y en nuestro día a día.  Pero y las empresas que son pequeñas y no tienen esos valores implícitos, ¿existe la posibilidad de trabajar con valores, visión y misión? Claro que sí, y es muy fácil encontrarlos con la metodología en equipos de CoachingxValores (si estáis interesados contactar por email)

Cuando en una empresa sus colaboradores trabajan como equipo los resultados son distintos, pero cuando hablamos de servicios funerarios, que además llevan vocación de servicio y muchas tablas adquiridas en inteligencia emocional por su flexibilidad y habilidades psicológicas asimiladas por el tiempo que llevan en la empresa, créanme que hablamos de una gran diferencia. Ese equipo, si se mueve por valores es capaz de dejar huella en el corazón de sus clientes. Ese equipo si está alineado con los valores de la empresa serán grandes profesionales, visionarios y emprendedores que escucharán y asesorarán a sus clientes con un método innovador nunca visto.

Soy Asesora de Servicios funerarios por vocación, este trabajo me ha enseñado muchas cosas y he crecido mucho a nivel emocional y personal, descubrí el coaching hace más de un año y ahora compaginado con el CoachingxValores, hoy por hoy puedo decir que se ha convertido en una gran pasión. Estoy aquí para todos y para lo que necesitéis, me despido con una frase de un grande, cuídense y mantengan las distancias para acortar   esta época de pandemia, alinear sus valores les ayudara a encontrar el equilibrio que tanto necesitamos en estos momentos.

«El estrés es el resultado de la incongruencia entre tu sistema de valores”

Simón L. Dolan

Mostrar más

Silvia Lilianna Méndez

España. Soy coach, lo que es para mí, el arte de trabajar con los demás para que ellos obtengan resultados fuera de lo común y mejoren su actuación. Asesora En el GRUPO ASV, donde centramos nuestro esfuerzo en ofrecer un servicio de apoyo a quienes han perdido a sus seres queridos, desde la honestidad, la profesionalidad y el respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba