NoticiasTendencias & Mercados

¿Plan funerario o póliza funeraria? ¿cuál es el mejor?

La muerte de un ser querido, trae consigo más allá del dolor irreparable de la pérdida, una serie de decisiones que deben tomarse, a veces en pocos minutos, o tal vez dejándose resonar en nuestras mentes y corazones por el resto de nuestras vidas.

Prepararnos para la muerte no es sencillo ni fácil, porque lidiamos con el mayor temor del ser humano, su finitud. ¡No queremos hablar de ello! porque es un tema desagradable, y, en nuestra filosofía es más saludable planificar la nueva casa que vamos a comprar, o el nuevo modelo de coche que queremos, o incluso, donde nos iremos de vacaciones, pero hablar de la muerte ¡jamás!

Pero dejar este tema a un lado puede causar muchas frustraciones, vergüenzas, traumas e incluso gastos innecesarios el día en que ocurre la pérdida de un ser querido.

Gran parte de mi carrera profesional, trabajé en el área comercial vendiendo planes funerarios, planes de cremación y cementeros parques. Casi invariablemente me enfrenté a algún cliente, jefe de la familia, que siempre tenía la misma objeción a la compra: «El día que suceda, lo soluciono»; O de lo contrario, «¡No quiero pensar en ello ahora!». En cierto número, estos clientes estaban convencidos de que nunca serían los primeros en morir, y que podían posponer el momento de pensar en ello como si fuera un plan de viaje programado.

Desafortunadamente, todos estaban sin palabras cuando les pregunté con quién lo habían combinado, si la otra parte cumpliría el acuerdo y no serían los primeros en morir, y si, si murieran, si sus hijos o cónyuges estaban resguardados para lidiar con esta situación. Después de unos segundos de silencio, se cerró la venta.

De hecho, la planificación de la muerte debe ser tan común como la de la vida, porque es inevitable e impredecible, por lo que, la opción de un plan funerario o seguro funerario tendría que ser un tema de discusión dentro de las familias, como la elección del próximo vehículo que se pretende adquirir, pero con una gran ventaja, vamos a hablar de este tema, sólo una vez.

Nunca tendremos que parar una comida para hablar de la opción de entierro o cremación; no necesitaremos interrumpir un programa de televisión para discutir sobre esto o ese cementerio ¡todo está arreglado! ¡De una vez por todas!

A la hora de elegir un plan funerario, la familia tiene la opción de analizar lo que está comprando lúcidamente, sin el impacto de la emoción de la pérdida, sin culpa, sin ser engañado o llevado a gastar más de lo que debería, porque todo está ahí en el contrato, el tipo de ataúd, las coronas de flores, si es entierro o cremación. En última instancia todo se asentará con un solo eslabón.

El negocio firmado con la funeraria o la empresa que vende los planes funerarios, da a sus clientes el poder de elección racional y sensata para saber quién proporcionará y cómo proporcionará el servicio, por no hablar, de la tranquilidad de pagar mensualmente pequeñas cuotas que asegurarán la tranquilidad eterna en el sentido literal de la palabra.

Miles de empresas en Brasil, comercializan planes funerarios con las más diversas características, ya sea en cuanto a opciones de entierro o cremación, lugar de entierro, ceremonia, destinos de los restos, etc… Y este mercado sólo crece, porque con la regulación prevista en la ley 13.261 de 22 de marzo de 2016, las compras de estos productos se hicieron aún más garantizadas.

Con respecto al seguro funerario, tiene una característica que es la cobertura para garantizar el reembolso de los gastos con el funeral, cuando el consumidor elige el prestador del servicio y luego presenta las facturas de los gastos, o aún, se pueden ejecutar todos los servicios con una funeraria elegida por la aseguradora.

En la práctica, el seguro funerario garantiza que tendrá un valor «X» para gastar el día que lo necesite, pero no lo deja ligado a esta o a esa compañía, que puede ser visto por muchos como algo bueno, porque si la persona contrata el seguro funerario viviendo en el sur del país o en el extremo norte, la cantidad cubierta será la misma sin riesgo ni demora en la asistencia.

Hoy en día, el seguro funerario en Brasil es explotado por bancos, compañías de tarjetas de crédito y aseguradoras en general, pero casi obligatorios, porque están integrados en seguros de vida o en planes de pensiones, llamados SAF (seguro de asistencia funeraria), pero no hay fuerza de ventas enfocada en él o una acción de marketing dirigida a este mercado.

Este vacío dejado por las aseguradoras, abre una gran oportunidad para que los nuevos jugadores (microaseguradores y planes funerarios) trabajen en este negocio, porque ni como producto final SAF es tratado, sino más bien como un apéndice de otras modalidades de seguro.

Respondiendo a la pregunta inicial, tanto el plan como el seguro funerario, son grandes opciones de protección para las familias, pero debido al poco interés con el que la mayoría de las aseguradoras tratan el producto, los planes funerarios navegan en el azul del Océano de Mercado, ya que, sus únicos competidores son otros planes del mismo sector.

Mostrar más

Vinícius Chaves de Mello

Brasil. Soy Licenciado en Gestión Financiera, con Postgrado en Gestión y Planificación de Empresas y MBA en Gestión de Empresas. Me especializo en la elaboración y seguimiento de la implementación de planes estratégicos y operativos en todas las áreas de la empresa, con el objetivo de asegurar su desarrollo, crecimiento y continuidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba